Chile y República Dominicana lanzarán en abril negociaciones para acuerdo de libre comercio

Un equipo de la Direcon, encabezado por su director, Andrés Rebolledo, viajó el lunes a República Dominicana para lograr establecer los primeros términos de referencia que sienten las bases para avanzar hacia un convenio comercial.

Después de una intensa agenda de encuentros con los pares diplomáticos y empresarios dominicanos en Santo Domingo, los acercamientos se habrían saldado con un resultado muy positivo y con abril como fecha estipulada para iniciar las negociaciones, en palabras del propio Rebolledo.

"Tuvimos una muy buena reunión en la que acordamos los términos de referencia del proceso. Por ahora, ellos tienen que realizar un proceso interno. Formalmente, no podemos hacer ahora el lanzamiento de las negociaciones, pero esperamos hacerlo en los próximos meses, en abril", dijo sobre una reunión que se celebrará en Santiago. Además, para continuar en el proceso, desde ProChile han fijado una misión con empresarios que viajarán al país durante el primer semestre.

"Hay una voluntad objetiva de parte de los dos gobiernos. Los dominicanos tienen el 50% del comercio con Estados Unidos, el resto lo poseen con China y Europa y solo un 5% con América del Sur", agregó.

"El interés de Chile es tener consolidada la decisión para esa fecha, pero respetando sus plazos. Nuestro potencial beneficio es evidente porque somos economías complementarias", comentó.

Rebolledo agregó que los sectores más beneficiados serán la agroindustria, el sector salmonero, los lácteos y el forestal.

Por su parte, César Dargam, viceministro dominicano para Asuntos Económicos y Negociaciones Comerciales, dijo estar confiado en que se pueda lograr un acuerdo en "un corto periodo de tiempo".

"Hoy hemos dado un paso en firme con un cronograma por delante que permitirá delinear un posible acuerdo comercial en consulta con los sectores de ambos países y las autoridades de gobierno", recalcó Dargam, quien se reunió con Rebolledo en la Cancillería en Santo Domingo.

Condiciones del acuerdo

El acuerdo sobre el que se estaría trabajando incorporaría el comercio de bienes y servicios, pero estaría abierto a otras áreas, como las prospecciones e inversión.

En términos generales, cabría esperar que, una vez firmando el acuerdo, el 90% de los productos gozasen de ventaja arancelaria de manera inmediata, un 8% prolongase su entrada hasta 10 meses y un 2% restante –en el que se incluyen los productos más complejos en términos de negociaciones- podrían alargarse, explicó Rebolledo.

Si bien la relación comercial entre Chile y República Dominicana involucra un monto próximo a los US$ 80 millones, de los cuales

US$ 61 son exportaciones nacionales al país caribeño, las ventajas de firmar un acuerdo de este tipo radican, además, en la estratégica posición del país, que posee zonas francas y se ubica como plataforma comercial para el resto de países de Centroamérica, el Caribe y Norteamérica.

Lo anterior redundaría en ventajas no solo para las grandes empresas sino para el auge de las exportaciones de Pymes nacionales.

Dadas las características demográficas de la región, ProChile considera que la zona de Centroamérica y el Caribe podría posicionarse como mercado de los envíos de Pymes chilenas, de las que solo un 2% destina sus productos a la exportación.

Chile y los TLC

Chile posee 24 acuerdos comerciales con 64 países, lo que representa una relación con el 85% del PIB mundial.
Un 95% de lo que Chile comercializa goza de posición arancelaria.
República Dominicana es el único país de America Latina sin acuerdo, al que se exportan 512 productos.
Chile paga en promedio un arancel del 9% en República Dominicana, pero algunos productos están gravados con hasta un 20% de impuestos, como el vino. La industria en el país ha perdido peso en los últimos años en el segmento de precios altos.
El acuerdo entregaría acceso a un mercado de más de 10 millones de consumidores, a los que se suman más de cuatro millones de turistas anualmente y significaría un aumento de las exportaciones chilenas de US$ 34,4 millones.

Fuente: Diario Financiero